La Maison du Savon de Marseille: Natural y ecológico

Catalina Aylwin y Guillermo Rodríguez

La sociedad comercial Made in France, de Catalina Aylwin y Guillermo Rodríguez, tiene la representación exclusiva de La Maison du Savon de Marseille, la marca francesa que, entre sus virtudes, fabrica un jabón artesanal en base a ingredientes naturales, que hace trescientos años posee denominación de origen y con fórmulas que tienen más de seiscientos años.

 Por Soledad Posada M. / Fotografías Sonja San Martín D.

 La Maison du Savon de Marseille está presente en más de seiscientas tiendas en toda Europa, dos en Estados Unidos, una en Canadá. En Latinoamérica, los únicos representantes de la marca son la pintora y artista plástica, Catalina Aylwin, junto a su marido, muchos años vinculado al área forestal, Guillermo Rodríguez. Ambos trabajan y son los dueños de la empresa Made in France, que comercializa y distribuye en varias ciudades de Chile los productos franceses.

El matrimonio, que se conoció en Ecuador y están casados hace veintiséis años, decidió, en 2016, cambiar el rumbo de sus vidas. Viajaron a Francia, donde conocieron La Maison du Savon de Marseille, en la provenza francesa, y simplemente, quedaron encantados con la propuesta ecológica de cuidado personal de la marca, y decidieron traer estos productos galos a Chile, pero para lograrlo debieron superar todos los requerimientos, múltiples y de alta exigencia. Así lo hicieron, y Concepción se trasformó en la primera ciudad de Latinoamérica en contar con una línea de productos ecológicos para el cuidado corporal y ambiental elaborada en Francia. Catalina y Guillermo abrieron la primera tienda en mayo de 2017, en galería San Nicolás. Debido a su éxito, no tardaron en abrir la segunda sucursal en junio de 2018, en galería Olivieri. Con la tercera apertura, se produjo el “salto” a la capital, y hace tres meses están en el Drugstore Providencia.

Para Catalina, quien también trabajó antes en marketing y publicidad, la idea detrás de la marca involucra tanto el cuidado personal como ambiental, entregando un concepto natural, ecológico y amable con el medioambiente, partiendo por los jabones artesanales hechos en Francia con fórmulas muy antiguas, entre los que se encuentran el tradicional cubo de Marseille, un producto con mucha historia, con una fórmula de seiscientos años, desde los tiempos de Luis XIV. Hace trescientos años ya posee denominación de origen, por lo que solo se fabrica en Marsella, a base de aceites vegetales (oliva), recomendado para pieles sensibles, cara, cuerpo y pelo, y enriquecido con aceite de argán, que es antioxidante, para las zonas resecas.

OLORES Y COLORES

En su faceta de artista visual, Catalina también quedó impresionada con el muro de colores que se encuentra en cada tienda del mundo, y que se diseña de acuerdo a la gama de tonos de los jabones. Con la creación de este muro, la tienda de galería San Nicolás ganó el primer lugar en interiores, en un concurso de decoración, vitrinas, interiores y galerías, de la Municipalidad de Concepción, en 2017. Además de las múltiples tonalidades, también en las tiendas se aprecian las esencias cítricas, florales, frutales, herbales y dulces, que impregnan el lugar y que pertenecen a los más de ciento veinte aromas que componen los productos.

¿Cómo explican el éxito de La Maison entre los penquistas?
Somos de la idea de que todo lo que se hace con cariño y convencimiento sale bien. Nuestra filosofía es entregar un buen producto con una atención personalizada y amable al cliente. Somos una tienda boutique, con un público que valora lo natural y ecológico, sin desechos. Además, los penquistas tienen mucha cultura francesa y aprecian lo bueno, lo original y lo bien hecho. Es un público muy exigente. Alguien nos dijo una vez “si te va bien en Conce, te va bien en todo Chile”, y estamos seguros de que tenía razón.

¿Qué productos son los que más se venden?
La mayoría de las personas que entran a nuestra tienda lo hacen por el atractivo y variado muro de jabones que tenemos, luego se seducen por los aromas y propiedades que ofrecen los productos. Casi todos salen, por lo menos, con un jabón y algo más, pues tenemos muchas opciones. Las leches para el cuerpo llaman mucho la atención, los productos enriquecidos con leche de burra, la piedra alumbre, que es cicatrizante, antiséptico y antibacteriano que sirve como desodorante corporal; el cubo de Marseille, que es el recomendado para las pieles sensibles. Los clientes siempre encuentran algo que les guste, porque todo está hecho con esencias naturales, vegetales y sin parabenos.

¿Qué otros productos se pueden adquirir?
Tenemos una amplia línea de productos naturales y artesanales para el cuidado y bienestar personal en varios aromas, como jabones enriquecidos con manteca de karité, aceite de argán, leche de burra y aceite de oliva; geles de ducha, jabones líquidos, desmaquillantes, burbujas de baño, crema de ducha, perfume de tela y ambientales, aceites de masaje, aceite de argán virgen, manteca de karité bio, champú, jabón negro, que es una pasta hecha con aceitunas negras para distintas afecciones de la piel, como acné; el kit de barbero, eau de toilette, productos masculinos, accesorios y varias opciones para regalos. Además, tenemos productos ecológicos para el hogar, como un jabón líquido para limpiar y desinfectar pisos de mármol y cerámica, mesones de granito, baldosas, cocina y horno. Es tan inocuo, que también sirve para bañar perros y gatos, con aroma a lavanda y flor de naranjo; además de un jabón saca manchas.

TRABAJO EN EQUIPO

 ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar juntos?
Trabajar con tu pareja a veces no es fácil, sin embargo, hemos sabido no mezclar trabajo con vida personal, aunque sí un poquito, una que otra pelea surge a veces; sin embargo, nos sostiene nuestro amor y nuestra larga historia juntos. Es nuestro trabajo, nuestro proyecto familiar, somos un equipo, y tenemos muy definidos nuestros roles en la empresa.

¿Cuáles son las ideas para el futuro?
Seguir aprendiendo de este negocio que tiene una gama tan amplia. Crecer en Chile, seguir posicionando la marca, consolidar el concepto del cuidado personal protegiendo el medio ambiente. Todo esto con un excelente equipo en el que participan nuestros hijos y colaboradores que tienen experiencia en ventas, la mejor disposición y, sobre todo, que entendieron nuestra filosofía.

 

“Nuestra filosofía es entregar un buen producto con una atención personalizada y amable al cliente”.

“Las leches para el cuerpo llaman mucho la atención, los productos enriquecidos con leche de burra, la piedra alumbre, que es cicatrizante, antiséptico y antibacteriano que sirve como desodorante corporal”.