Diciembre, mágico y sorprendente!

María Canihuante Vergara

En fin de año, Sabella recordaba travesuras que hacía, ya de adolescente, junto a sus amigos, por las calles y lugares de Antofagasta. Aquí está en el monumento ubicado en la Plaza Sotomayor o Plaza del Mercado:

 

La noche de Navidad de 1930 nos trepamos al monumento

de la Colonia Alemana, con Eduardo Ventura López y con Orlando

Cáceres, y pronunciamos tres discursos a imaginarias multitudes,

prometiéndoles Libertad y Poesía.

 Y aunque Andrés no está con nosotros, como Duende Mágico nos sigue sorprendiendo con los dones que nos envía: “regalos”, presentes navideños, que significan seguir su senda.

Desde un diario electrónico nos piden textos del poeta, para ser publicados, lo que se ajusta perfectamente a nuestros objetivos de difusión de la obra de Sabella. Los artículos que publican llevan las fotografías del maestro.

Otro día recibo un llamado: me solicitan una entrevista. El tema: El Liceo de Niñas de Antofagasta, hoy Liceo Marta Narea. La Agrupación Colorhabitante, formada por arquitectos, necesita antecedentes para pintar un mural en el liceo, por calle San Martín. Indudablemente, surge el nombre de Andrés Sabella, poeta y escritor, profesor de Literatura Chilena e Hispanoamericana del establecimiento, formador de poetas y escritores, dramaturgo y creador de grupos de teatro liceanos. Un gran reconocimiento al poeta Andrés Sabella, destacado en su labor literaria y humanista, compartiendo espacio con Gabriela Mistral y con la maestra, inspectora y directora, Marta Narea. Y, la mayor sorpresa, ¡fue inaugurado el 13 de diciembre, día del cumpleaños del poeta! ¿Andará por allí nuestro Duende Mágico?

Este diciembre nos trajo maravillosos anuncios para 2019. Durante agosto realizaremos el “Congreso de Literatura Nortina, a 30 años del fallecimiento de Andrés Sabella”, con el patrocinio de las Secretarías Ministeriales de Educación y de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el apoyo de la Universidad Católica del Norte y la valiosa participación de la Academia Chilena de la Lengua. Será abierto a todo público, gratuito.

También tenemos reuniones programadas para insistir en el tema “Instalación de obras de arte en el Aeropuerto Andrés Sabella, de Antofagasta”. Esperamos que 2019 sea el año en que esta esperada iniciativa se concrete.

Sabemos que Andrés estará presente… Por algo, en uno de sus poemas, dice:

Un día, sencillamente,

me desperté Duende:

fantasma transparente

que todo lo entiende.